WEB

A nosaltres també ens indignen els atacs a la democràcia i a les víctimes del Franquisme

Manifest d’ingdignació al que us convidem a donar suport
Darrera actualització: dilluns 15 de febrer de 2010

Des de fa uns dies s’estan recollint signatures d’adhesió a un manifest que rebutja l’atac que estan rebent tant la democràcia com les víctimes del franquisme en la persona del jutge Baltasar Garzón, que està sent investigat políticament pel Tribunal Suprem.

Si us hi voleu adherir heu d’enviar el nom, els cognoms i el número del DNI que us identifica a l’adreça de correu que apareix en aquesta imatge, o seguint aquest enllaç.

PNG - 3.2 kB

SEGUIMOS INDIGNADOS POR LOS NUEVOS ATAQUES A LA DEMOCRACIA Y A LAS VÍCTIMAS DEL FRANQUISMO EN LA PERSONA DEL MAGISTRADO BALTASAR GARZON

Atendemos con preocupación los pasos que, a raíz de la investigación de los crímenes del franquismo, el Tribunal Supremo ha dado contra el juez Baltasar Garzón, con oposición de una parte de la judicatura y de las asociaciones por la recuperación de la memoria histórica. Como ciudadanos, queremos también mostrar nuestra inquietud por el hecho de que a los familiares de las oficialmente 130.000 víctimas del franquismo se les sustraiga en nuestro país el mandato de la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas de reconocimiento, de reparación y de justicia.

La violación de los derechos humanos ha sido una desgraciada realidad a lo largo de la historia de la humanidad; sus autores, en la inmensa mayoría de las ocasiones, han quedado impunes y a las víctimas y a sus familiares, en otras tantas, se les ha privado de la necesaria tutela judicial en los tribunales internos.

Los desaparecidos de las dictaduras constituyen una realidad dramática en países hoy democráticos, y, en algunos lugares, han perdido el derecho de defensa, en tanto que sus verdugos han quedado impunes para siempre. Sus familiares y las asociaciones que los amparan permanecerán por “demasiado tiempo ya” en la indefensión, mientras los tribunales no den cauce a sus demandas. Así lo reconoce el Tribunal europeo de Derechos Humanos de 16 de julio de 2009, para el cual “la ausencia” de búsqueda oficial de desaparecidos supone un trato cruel e inhumano considerando a éstos víctimas de tortura, como nos recordaba José Saramago y altos miembros de la judicatura, recientemente.

La Convención de Ginebra, la Declaración Universal de Derechos Humanos y otras organizaciones advierten a la comunidad internacional que han de perseguir los crímenes contra la humanidad en sus distintos territorios. Por ello nos ha llenado de orgullo que la justicia española haya abierto una gran brecha en la persecución de crímenes en otros países (Chile, Argentina, El Salvador, etcétera) cercanos. Sin embargo, ha callado de forma vergonzante acerca de la realidad de los crímenes en su propio país.

No podemos recibir parabienes en el extranjero por nuestro sentido de la justicia en la tutela de esos hechos cometidos en el pasado, y asistir a la vez al vergonzante y penoso espectáculo de sentar en el banquillo a uno de los jueces más respetados en todo el mundo en esta tarea de dar voz a las víctimas del franquismo, acusado de prevaricación por un “pseudo sindicato” llamado “manos limpias” que ensucia nuestras esperanzas de una justicia democrática.

Mientras no se ampare e investigue la verdadera memoria de nuestro pasado y se restituya a todos los efectos la existencia y memoria de los que dieron su vida y libertad por ellas y por las de las generaciones actuales, seguirá con una asignatura pendiente nuestra justicia. Quienes se pretenden llamar “manos limpias”, amparados en esta ocasión, ellos sí, efectivamente, por altos tribunales, lejos de exigir sus responsabilidades, prefieren sentar en el banquillo a un hombre decente, capaz de poner el ejercicio de su profesión a la altura, teóricamente hablando, de nuestra democracia.

Por eso, nosotros también nos consideramos sentados en el mismo banquillo que el juez Garzón y estamos tristemente convencidos de que si la oblicua maquinaria puesta en marcha contra este magistrado avanza en el sentido que intuímos, asistiremos, en palabras de Manuel Rivas, “al kafkiano proceso de un tribunal que encausa, en carne, a la Justicia, sufriendo con ello nuestra Democracia el peor golpe desde el 23F”. Como también afirmaba José Vidal-Beneyto, “cuando frente a la violencia política el Estado de Derecho y sus expresiones emblemáticas, el Tribunal Supremo, entre ellas, son nuestra última trinchera, la operación antiGarzón ya no puede ser más dramática para la democracia española.

Es increíble que veamos en estos últimos tiempos actuaciones de jueces que han merecido la repulsa del conjunto de la sociedad, sin que por los tribunales y órganos disciplinarios de la judicatura éstos hayan merecido un solo reproche corporativo cuando se han lesionado derechos fundamentales de la persona. Por el contrario, el ejercicio profesional de un juez que cuenta con reconocimiento universal, hoy se enjuicia por algunos de sus compañeros, a quienes no parece que se aplique la misma vara de medir. No obstante, su presencia, ocurra lo que ocurra, como afirmó Ernesto Sábato, será donde se halle un peremne alegato de libertad y democracia frente a quienes se consideran impunes.

ADHESIONES: CRISTINA ALMEIDA, JUAN GOYTISOLO, CARLOS JIMÉNEZ VILLAREJO, PEDRO MARTÍNEZ MONTÁVEZ, MANUEL RIVAS, JOAN OLEZA, JORDI DAUDER, PACO IBÁÑEZ, JOSÉ VIDAL BENEYTO, FANNY RUBIO, IAM GIBSON, JOSE MANUEL CABALLERO BONALD, MATÍAS ALONSO BLASCO, ANTONIO MARTÍN, GLORIA WILHELMI, MIGUEL ÁNGEL RODRÍGUEZ ARIAS, JAIME RUIZ Y CARMEN NEGRÍN.

Veure en línia : +info

Arrel de la web | Contacte | Mapa del lloc Web | | icone statistiques visites | info visites 270093

Seguir la vida del lloc ca  Seguir la vida del lloc Donem suport   ?    |    titre sites syndiques OPML   ?

Lloc Web fet amb l’SPIP 3.0.17 + AHUNTSIC

Creative Commons License